Medidas tributarias innovadoras para la reactivación de la economía y el impulso del emprendimiento en Bizkaia

Tal y como hemos venido comentando en nuestros últimos posts, la Hacienda Foral de Bizkaia está siendo la Administración que más medidas está aprobando de cara a paliar los efectos negativos que la crisis sanitaria derivada del COVID-19 está ocasionando.

Pero lejos de centrarse únicamente en medidas que alivien momentáneamente la inmediata carga fiscal de los y las contribuyentes, la Hacienda Foral continúa aprobando extraordinarias medidas que impulsan el emprendimiento y la innovación, así como para reactivar la economía en aquellos sectores y contribuyentes que se están viendo más afectados.

Las medidas más ambiciosas y de mayor impacto, son las siguientes:

  • Creación de una deducción extraordinaria del 60% de la cuota efectiva del Impuesto sobre Sociedades correspondiente al ejercicio 2019 (se excluyen tanto las sociedades patrimoniales como los grupos que tributan bajo el régimen de consolidación fiscal)

         Los requisitos para la aplicación de la deducción, son los siguientes:

    • Minoración de los resultados o en la reducción sustancial de la actividad del contribuyente durante los primeros seis meses del ejercicio 2020, derivada como consecuencia de la crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19.
    • La obligación de dedicar el importe de la misma a alguna de las siguientes finalidades antes de que finalice el ejercicio 2020:
        • Compensación de las pérdidas relativas al ejercicio 2020
        • Inversión en activos no corrientes nuevos,
        • realización de proyectos de I+D+i o financiación de este tipo de proyectos mediante la aplicación del artículo 64.bis de la Norma Foral 11/2013,
        • creación de empleo o inversión en acciones o participaciones de micro, pequeñas o medianas empresas. 
  • Posibilidad de que las personas jurídicas también puedan aplicar la deducción por inversión en micro, pequeñas o medianas empresas de nueva o reciente creación o innovadoras. Esta nueva deducción en el Impuesto sobre Sociedades que hasta el momento sólo se preveía en la normativa del IRPF para inversores personas físicas, puede ser determinante para fomentar la inversión en empresas innovadoras, ya que gran parte de este tipo de inversiones se realizan a través de personas jurídicas que hasta la fecha, no han podido verse beneficiadas por los incentivos previstos para los Business Angels.

 A estas medidas le siguen otras tantas relativas al Impuesto sobre Sociedades que persiguen los mismos fines que la anteriormente citada:

(i) la elevación del límite de la deducción por creación de empleo de 5.000 € a 7.500 € por persona contratada; (ii) creación de un mecanismo extraordinario de amortización acelerada para activos nuevos que sean adquiridos en el ejercicio 2020.

Asimismo, se establece medidas en el ámbito del IRPF, las cuales van dirigidas al fomento de sectores que se están viendo muy perjudicados por la actual situación de crisis sanitaria.

(i) deducción del 10% de las cantidades satisfechas por la realización de obras de renovación en la vivienda habitual (límite 1.500 €); (ii) deducción del 10% de las cantidades que las personas físicas que desarrollen actividades económicas destinen a implantar herramientas digitales en sus procesos de comercialización y venta (límite 300€).

Por último, con el objetivo de minorar los efectos negativos de la crisis sanitaria del COVID-19 en actividades esenciales para el desarrollo personal y culturales, se declaran como actividades prioritarias determinadas actividades a los efectos de que puedan aplicar el régimen fiscal especial de las Entidades sin fines lucrativos y de mecenazgo regulado en la Norma Foral 4/2019, de 20 de marzo.

Viendo estas nuevas medidas debemos reiterar el esfuerzo realizado por la Hacienda Foral de Bizkaia, así como la innovación y el gran alcance de las medidas que está adoptando ante la crisis sanitaria en la que seguimos inmersos.